Palabras de alumnas y alumnos del curso 2016/17

July 14, 2017

 

Un año más, os acercamos a las experiencias en primera persona que han vivido navegantes de nuestra Formación en Teatro Gestalt este año... ¡Gracias por vuestros testimonios!

 

"Para mí, La Canoa ha supuesto ante todo autoconocimiento. Cada taller ha sido un viaje hacia mí mismo, una sorpresa nueva cada vez. Yo, tan identificado durante tanto con la misma versión, he aprendido a escuchar y dar salida a otras posibilidades -que ahora sé- todos llevamos dentro. He aprendido a dejarme estar en lo bueno y en lo malo, a observar cómo hago para escapar, a abrazar mi vulnerabilidad y a sentir que el vacío está lleno de creatividad. Ha sido regalarme una oportunidad, un continuo viaje consciente en el que he empezado a interiorizar un poder de decisión que antes ni sospechaba, al mismo tiempo que he comprendido lo inevitable de ciertas derrotas. Ante la confrontación que supone la vida podemos dar varias respuestas. De alguna manera me he multiplicado."

 

(Javier Suárez)

 

“Un viaje al corazón. 
Acompañados por el amor al desarrollo y crecimiento, individual y colectivo.
El latir del encuentro en un espacio de confianza donde la escucha interior es un cuerpo que sabe.
Gracias Gadea Quintana y Benjamín Español por La Canoa de Papel, escuela para aprender a vivir con amor, armonía y belleza.

Es un monte que clama por el reflejo del rayo en un día de calma.
Es la noche que llama y despierta fuera de tiempo al alba.
Es un día que llueve y me cobijo en otro paraguas.
Es eso que ensancha y encoge el alma.
Es la niebla cuando el cielo y la tierra se aman.
Es frenar el momento de la curva que nos separa.
Es olvidar que el camino uno solo lo anda.
Es saltar el charco que dejan las lágrimas.
Es añadir un instante de nombres que dos voces hablan.
Es restar importancia a lo no dicho para que el vivir se haga.
Es dejar que el silencio abarque mi soledad acompañada.
El encuentro.”

 

(María Encina Najat)

 

"Era poco previsible que alguien educado desde la racionalidad, y para más inri ingeniero, acabara haciendo Teatro Gestalt pero, como bien canta Mercedes Sosa, “cambia, todo cambia”. Mi carrera del autoconocimiento y superación pasó por el teatro, el clown y la terapia y, escuchándome y dejándome recomendar, terminé en La Canoa de Papel. Siento que ha sido un acierto.

 

El teatro es una herramienta muy potente para que aflore lo que cuesta que salga en nuestro día a día. Y esto lo retroalimenta  una terapia grupal bien dirigida, en la que tras un par de talleres, sin saber muy bien cómo, uno se siente arropado y en familia, con lo que todo fluye mucho más fácilmente.

 

Todo lo que he descubierto y sentido este año ha sido muy revelador.  Apertura en muchos aspectos, entender mis mecanismo internos, o a abrazar la confusión cuando no los entiendo, codearme con mis monstruos, descubrir que cuando las emociones negativas están es por algo, y que es más sano convivir con éstas y darle su sitio que echarlas fuera... El camino del autoconocimiento no es un camino de rosas, pero a día de hoy tengo muy claro que merece la pena.

 

Ha sido un lujo el ser orientado por Gadea y Benjamín y el resto de terapeutas que nos han acompañado en este viajazo. Y me siento muy agradecido, además de por ese acompañamiento, por todo lo vivido y compartido este año con el grupo humano que se ha creado." 

 

(Carlos López)

 

“Viajar en La Canoa de Papel de la mano de mis compañeras y compañeros, y guiada por este grupo de personas profesionales llenas de luz, sabiduría y compromiso, me ha ayudado a romperme para reconstruirme… a atravesar, desplomar viejas estructuras, perdonar y, desde la vulnerabilidad absoluta, poder empezar a ver y sentir lo sagrado que hay en mí… reconocer lo bonita que soy… toda yo… poder amar todas mis partes… acunarme en mi sensibilidad… y desde ahí mirar y descubrir el mundo… Es un proceso… un camino… y la imagen que ahora mismo me viene a la cabeza es la de un farolillo que se mueve delante de mí en un sendero nocturno, donde aparentemente voy sola y perdida en medio de la oscuridad, pero que está guiado y protegido… donde me acompañan respetuosamente para que viva, conecte y descubra por mí misma. Es el mejor regalo que me he podido hacer. Agradecida… siempre… tatuada queda la experiencia en la eternidad de mi Alma.”

 

(S. Ch.)

 

 

"La Canoa de Papel es un lugar en el que me expreso y me dejo sentir. Un espacio para mi autocuidado.  Un sitio para la escucha (interna y externa) y para el encuentro (conmigo misma y con el grupo).  Un lugar en el que respirar tranquila (o emocionada), e ir destilando la autenticidad que hay en cada un@ de nosotr@s.

 

La Canoa de Papel me permite transformarme. Me pone un espejo en el que voy viendo lo que antes era sombra. Y los distintos personajes que habitan en mí van saliendo a escena.

Juego a ser la camionera que llevo dentro. Lloro con la masoquista que soy. Me asusta mi kamikace impulsiva.  Y sigo atravesando lo inexplorado. Y sigo actuando. Y sigo viviendo.

Aparecen otros personajes. Ahora a todos ellos los miro de frente. Puedo acogerlos, seguir observando cómo operan, e incluso despedirme de ellos. Ahora los miro con ternura y sin regocijo.

 

El grupo ha sido este año una especie de Madre de voces, ojos, cuerpos y energías múltiples, que con su presencia atenta, con su entrega, y con su ternura creciente, me ha dado la confianza para, en muchos momentos, dejarme llevar por mi corriente creativa interna, expresarla y ser más consciente de mí. Me he sentido acompañada, reconocida justo cuando lo necesitaba y cuidada con amor.

Me he  divertido tanto “jugando” con mis compañer@s. Y también he llorado. Romper viejas cadenas duele.

 

Gracias a La Canoa de Papel hoy me conozco mejor, me entiendo más e intento juzgarme y exigirme menos. En septiembre vuelvo a embarcarme en una nueva canoa."

 

(A. S. G.)

 

"Mi viaje en La Canoa de Papel ha significado para mí un punto de no retorno. He tenido maravillosos compañeros de viaje, todas y todos almas puras y valientes. Siempre encontré una mano a la que agarrarme o unos ojos en los que perderme cuando tenía miedo ante el oleaje o cientos de sonrisas cómplices y cariñosas.

 

Siento que ahora voy más ligera de equipaje, más liviana para afrontar mi vida y que este viaje a mi centro me está ayudando a volver a ser yo, a sentirme más libre y entusiasmada, con ganas de saber que soy yo misma quien tengo mi poder.

 

Estoy deseando que La Canoa vuelva a ponerse en camino.


Gracias por haberme mostrado tanto sobre mí misma y permitirme crecer juntos!"

 

(M. P.)

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

¿Por qué nos llamamos LA CANOA DE PAPEL?

June 11, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

February 22, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • White Instagram Icon